Candanchú

A tan sólo 2 kilómetros desde el alto del Somport se encuentra la estación pirenaica de CANDANCHÚ:

Candanchú no sólo atrae por sus bellas montañas y por su variedad de pistas, si no también por su carácter familiar y suamplia oferta de servicios. Fue la primera estación de esquí inaugurada en la Península Ibérica y también la primera en la que se implantaron los cursillos. A día de hoy, tanto si para iniciarse en este deporte (la Pista Grande es una de las mejores zonas del país para este fin) como para quienes perfeccionar su técnica, la Escuela de Esquí de Candanchú ofrece cursos de esquí para todas las edades. Casi todos los descensos de Candanchú son pistas míticas. El Tobazo es una de ellas. La Tuca Blanca, con sus 2.400 metros, ejerce de techo de la estación.